Un agente de la Policia Local de Palma obtuvo “grandes mejoras” por su relación con el PP, según un testigo

16
Policía Local Palma
WIFI BALEARES – FIBWI

Un agente de la Policía Local de Palma puso de manifiesto en la Jefatura Superior de Baleares que uno de los policías investigados por la trama de corrupción urdida en el cuerpo durante la pasada legislatura obtuvo “grandes mejoras” en sus condiciones laborales y económicas a raíz de sus relaciones con el PP.

Durante su declaración, a cuya transcripción ha tenido acceso Europa Press, el testigo relató cómo el encausado, Jaime G. -a su vez representante sindical-, era el “líder indiscutible” de la Unidad Inmediata de Intervención (UII) de la Policía: “Algo debieron de ofrecerle desde el PP para que realizase estas funciones y al final se dotase a la unidad de las pretensiones que él deseaba”.

El policía explicó que decidió personarse en dependencias de la Policía Nacional para dar a conocer los hechos que motivaron su salida de la UII, en sintonía con las investigaciones que se encuentran en manos del Juzgado de Instrucción número 12 en torno a la actividad presuntamente delictiva desplegada por numerosos agentes en forma de extorsiones y amenazas.

Tal y como detalló, el rumbo que tomó la situación de la unidad sobre 2010 fue debido a la actuación de Jaime G. y otros efectivos policiales, a quienes “les gustaban más” las funciones “preventivas o represivas”.

De hecho, abundó, Jaime G. comenzó a tener un “peso específico” en el departamento y, en virtud de sus relaciones con el PP, la UII comenzó a ser dotada de chalecos antidisturbios, escopetas, cascos y escudos, toda vez que comenzaron a realizarse cursos específicos por parte del sindicato al que Jaime G. representaba.

El testigo llegó a referirse al anterior agente como “persona de mecha corta”. De hecho, recordó un incidente en Son Canut en el que, mientras la UII desalojaba la plaza, Jaime G. “inició una trifulca por su temperamento caliente al dar un golpe con el casco de dotación a un ciudadano en la cabeza”.

El policía señaló además que, según escuchó en su día, el sindicalista comenzó a percibir unos 200 euros más al mes por sus contactos con el PP, “lo que hizo que se ganase la fidelidad de sus compañeros. Por ello le tienen una gran estima, le cuidan y le protegen”.

AMENAZAS CONTRA OTROS EFECTIVOS POLICIALES

Jaime G. fue detenido en diciembre de 2015 a raíz de las supuestas amenazas vertidas contra otros efectivos policiales de cara a obstruir las investigaciones.

De hecho, un policía local que declaró como testigo ante el magistrado, en su caso por el presunto amaño de las oposiciones a oficial llevadas a cabo durante la pasada legislatura –lo que derivó posteriormente en las anteriores pesquisas– apuntó a las amenazas proferidas por Jaime G., a quien llegó a calificar como “portavoz a la sombra de todos los imputados”.

Es más, el declarante recordó cómo en una sala del cuartel de la Policía Local oyó a Jaime G. realizar “ciertos comentarios” en los que supuestamente advertía a otro agente de que tuviera cuidado con lo que decía ante el juez y de que se querellaría contra todos aquellos que declarasen en contra de determinados imputados.

Asimismo, uno de los testigos protegidos de la causa manifestó que el agente le advirtió de que “tuviera cuidado porque le joderían la vida” si seguía declarando “como lo hacía”. Del mismo modo, dos de los colaboradores en las pesquisas fueron increpados e insultados por aquél con expresiones como “vosotros, rojos, tenéis que marcharos y salir de aquí”. Sus coches aparecieron un día con dianas pintadas de rojo en el parabrisas.

Deja un comentario