Del Parlament al Real Mallorca: dos pipiolos

11

Miren ustedes por donde hoy por hoy existe una gran similitud entre el Parlamento de les Illes Balears y el Real Mallorca. De entrada, ambas están dirigidas por dos pipiolos.

Uno cuenta con un desconocimiento total y nula preparación para dirigir tal institución y el otro más de lo mismo. Con una salvedad que el Real Mallorca de descender de categoría tendría una mayor repercusión que cualquier hecho que suceda en el Parlament. Le damos más importancia a lo que ocurre en la cámara legislativa que a la gente de la calle le pueda preocupar. Por desgracia, la población pasa mucho de ellos, porque de hacer no hacen nada, tan sólo se pelean unos contra otros para salvaguardar sus propios intereses.

El problema del Parlament es que tenemos lo que tenemos porque lo hemos querido. Los elegidos han sido elegidos tras pasar por las urnas y hemos votado mediocridad porque no había nada más.

En el Mallorca los acontecimientos nos preocupan mucho más. Por lo menos entre siete y nueve mil personas van a presenciar el pobre espectáculo que nos deparan domingo a domingo once jugadores, que saltan al terreno de juego para intentar conseguir una victoria que les de vida para salir del pozo del descenso.

En el futbol no hemos votado, nos conformarnos con lo que nos han dado, un equipo de mediocres que hoy por hoy milita en descenso. En este caso, nos tenemos que contentar porque quien paga manda y los americanos pagaron, se fueron y nos han dejado con lo que tenemos, que no es mucho.
Si les tengo que ser sinceros a uno le preocupa más lo que le pueda pasar al Mallorca. Me duele ver como unos millonarios se desentienden de un club que está abocado a perder la categoría y no hacen nada para salvar la situación. O por lo menos eso es lo que los aficionados detectan.
PD. ¿Los milagros existen?…… Tranquilos las “Casta” nos salvará. El problema es saber quién es hoy en día la “Casta” política y deportiva.

1 Comentario

  1. Un día llegará que, también, el partido será secreto. Solamente los jugadores, y el público, en sus casas. Ese será el gran éxito de Monago y compañía. Como el Balti. Tal para cual.

Deja un comentario