La Universitat de les Illes Balears participa en la nueva observación conjunta de ondas gravitacionales con la red global de interferómetros LIGO-Virgo.

Según ha indicado en un comunicado el centro universitario, ambas entidades han presentado la primera observación de ondas gravitacionales realizada por tres detectores, con la participación del Grupo de Relatividad y Gravitación de la UIB, que ha aportado los modelos de señales de onda gravitacional de los agujeros negros, siendo esta la segunda vez que la universitat colabora en este proyecto.

Esta es la cuarta detección anunciada de un sistema binario de agujeros negros y la primera señal significativa de ondas gravitacionales registrada por el detector Virgo, y destaca el potencial científico de una red de tres detectores de ondas gravitacionales, explica la UIB. Dicha observación se realizó el 14 de agosto y la revista Physical Review Letters ha aprobado la publicación de un artículo sobre el evento, conocido como GW170814.

Con este nuevo grupo, los esfuerzos españoles en la colaboración LIGO-Virgo, hasta ahora solo conducidos por el Grupo de Relatividad y Gravitación de la Universitat de las Illes Balears, que se unió a la colaboración científica LIGO en 2002 bajo el liderazgo de la doctora Alicia Sintes, se ha incrementado significativamente.

El doctor José Antonio Font, líder del grupo de la Universidad de Valencia en Virgo,
señala que «no hay duda que para la Colaboración Virgo, unirse a LIGO en el segundo
período de observación ha sido un gran reto, logrado con éxito el 1 de agosto de 2017.
El equipo encargado de la puesta en marcha del detector Virgo Avanzado hizo un
trabajo fantástico, entregándolo en tiempo récord con la sensibilidad necesaria para
colaborar plenamente con LIGO en la búsqueda de posibles nuevas detecciones. Un
ejemplo maravilloso de tal colaboración es la reciente detección triple de la señal
GW170814».

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA