WIFI BALEARES – FIBWI

El pleno del Consell de Mallorca ha aprobado inicialmente los Presupuestos para 2018, que ascenderán a los 453,1 millones de euros, un 12,6 por ciento más que el de 2017.

Durante el debate en sesión extraordinaria, el conseller insular de Economía y Hacienda, Cosme Bonet, ha explicado que los ingresos se mejoran en 62 millones de euros, de los cuales 18 provienen del traspaso de la gestión de centros por personas dependientes.

Bonet ha resaltado que de los nuevos recursos, el 54 por ciento se destinan al bienestar social. “Aportamos 190 millones de euros al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) y volvemos tener el presupuesto más ambicioso nunca destinado a las políticas sociales”, ha defendido.

“Este es un presupuesto que prioriza la inversión, que aumenta un 22 por ciento, hasta los 19 millones”, ha explicado el conseller insular, quien ha sostenido que el equipo de gobierno es “un apoyo fiable y permanente de los ayuntamientos”.

Igualmente, Bonet ha destacado que se haya conseguido reducir un 66 por ciento el dinero que se destinará a pagar a los bancos, “recuperando 12 millones de euros para dedicarlos a políticas de repercusión social para los mallorquines”.

“MÁS AUTONOMÍA”

El PSIB ha considerado que con el presupuesto por el 2018 el Consell de Mallorca “coge peso político para tener más autonomía y afrontar los problemas sociales”.

Así lo ha asegurado el portavoz socialista en la institución insular, Miquel Àngel Coll, quien ha destacado que por primera vez “se dispondrá de más recursos que el propio Govern para atender a las necesidades de los que más lo necesitan”.

El aumento presupuestario, ha indicado, servirá “para la construcción de dos residencias de gente mayor, la reforma de otros centros, mejorar la atención asistencial o para concretar 441 nuevas plazas de discapacidad intelectual, 25 por discapacidad auditiva, 80 por discapacidad física y 65 por salud mental”.

El portavoz socialista también ha hecho énfasis en la parte municipalista del presupuesto, con 33,5 millones de euros para los ayuntamientos “que servirán para la mejora de instalaciones deportivas, inversiones y ayudas”.

Por otra parte, el Grupo Socialista ha lamentado que se siga “sin noticias” de los 100 millones de euros que el Ministerio de Fomento debe a la comunidad a cargo del convenio de carreteras, “mientras Canarias cobra religiosamente, el dinero de Mallorca ni siquiera está presupuestados”.

DEJA UNA RESPUESTA