WIFI BALEARES – FIBWI

La Policía Nacional ha detenido en Palma a los dueños de dos establecimientos de compraventa de oro y a cuatro de sus trabajadores por presuntos delitos de receptación, blanqueo de capitales y falsedad en documento mercantil continuada.

Los dueños de los establecimientos son dos hermanos de 40 y 46 años, según ha informado la Jefatura Superior de Baleares de la Policía Nacional en una nota de prensa.

La Policía sostiene que estos dos locales eran centros de recepción y salida de gran parte de efectos robados, por lo que los investigadores consideran que la desarticulación ha asestado “un duro golpe” al mercado negro de joyas robadas.

En la operación se ha intervenido cerca de 90.000 euros en metálico, numerosas joyas y documentación.

La investigación se inició a principios de este año, tras detectarse varias irregularidades en dos establecimientos de compra y venta en Palma.

Durante varios meses los agentes estuvieron trabajando para averiguar y poder demostrar cómo ambos establecimientos estaban siendo utilizados como centros receptores de efectos sustraídos, principalmente joyas.

Los locales abonaban un precio sensiblemente inferior al de mercado por los efectos que compraban y ocultaban los beneficios obtenidos mediante irregularidades en el registro de las operaciones.

DEJA UNA RESPUESTA