WIFI BALEARES – FIBWI

El Ajuntament de Palma y el Consell de Mallorca han pedido una reunión urgente con el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, para solicitar al Estado que se cambie el actual trazado de torres de alta tensión de Son Puig y que sea Red Eléctrica quien asuma el coste.

Así lo ha exigido la consellera insular de Territorio e Infraestructuras, Mercerdes Garrido, tras asegurar que el trazado afecta a la zona amortizada de la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la Serra de Tramuntana y que es el Estado quien debe informar a la Unesco sobre este “disparate”.

Concretamente, ha explicado, las torres, de una altura de más de 40 metros, se sitúan a 2,5 kilómetros de la zona núcleo de la Serra declarada Patrimonio. De este modo, ha ejemplificado, “las personas que llegasen al puerto con un barco verían antes las torres que el Castell de Bellver”.

“Esta solicitud de reunión urgente es para que Red Eléctrica pare este disparate que supondrá un gran impacto patrimonial y paisajístico”, ha sostenido la consellera insular.

Garrido ha recordado que en el momento en que se iniciaron los trámites para la instalación de este tramo la Serra no había sido declarada Patrimonio de la Humanidad y que, por lo tanto, no se necesitaron determinados informes sobre su impacto.

“La pregunta es por qué Red Eléctrica inicia el trabajo sabiendo que hay una declaración de Patrimonio. ¿Al lado de la Alhambra pondrían unas torres como estas? Nosotros exigimos un cambio de trazado y que lo pague quien lo tenga que pagar, que es Red Eléctrica”, ha manifestado.

Respecto a la petición de reunión, la consellera insular ha explicado que “han sido receptivos” y que ahora tanto Cort como el Consell están a la espera de que les den una cita para poder ir a explicarles la afección.

Garrido ha comentado que la solución sería que el trazado vaya por la zona urbana, en lugar de por la zona rústica. “La única diferencia es que en la urbana la ley les obligar a soterrar”.

Por su parte, el teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Urbanismo y Vivienda Digna, José Hila, ha asegurado que si no se pudiera conseguir el cambio de trazado al completo, el Ayuntamiento de Palma seguiría con “el plan b” de actuar sobre las dos torres más cercanas a la urbanización.

“Podemos pagar las dos últimas torres pero si podemos evitarlo y que se haga de otra manera, pues mejor”, ha indicado el regidor.

DEJA UNA RESPUESTA