El Papa Francisco le ha vuelto a hacer del Vaticano trending topic y se ha embarcado en una boda a bordo de un avión que le llevaba a Iquique.

La pareja afortunada fueron los tripulantes Carlos Ciuffardi y Paula Podest, casados por civil desde hace ocho años. Según contaron al pontífice, tenían la intención de formalizar la alianza por la iglesia que se derrumbó poco antes de la fecha fijada.

El Papa, a bordo ya del avión, escuchó la historia y decidió casarles en ese mismo instante. Pidió al gerente de Latam, a bordo del avión, que fuera el testigo de la unión y a un cardenal para que firmara una hoja cualquiera que encontraron por el avión.

DEJA UNA RESPUESTA