La presidenta de CAEB, Carmen Planas, hace público el último informe sobre Empresa y Empleo destacado que “2017 ha sido el año de la normalización”. Disminuye el desempleo juvenil, el de larga duración, la temporalidad y la contratación a tiempo parcial y aumentan los contratos de trabajadores con estudios superiores y los salarios.

Carmen Planas ha recalcado que “el ejercicio 2017 se ha saldado con un balance anual que destaca no solo por la recuperación del tejido empresarial y del empleo registrados hace una década, justo antes del inicio de la crisis, sino también por la progresiva normalización de los parámetros laborales más afectados durante la fase recesiva en términos de estabilidad, temporalidad, parcialidad y empleabilidad, entre otros”.

Sin duda, ha señalado la presidenta de CAEB, a ello “ha contribuido la consolidación de la recuperación económica observada a lo largo del ejercicio tanto a nivel regional”, pues el ritmo de crecimiento de la economía balear, estimado en el 3,3% interanual, se ha mantenido en línea con el avance del pasado ejercicio (3,6%) y en sintonía con el ciclo expansivo por el que transitan las economías del entorno (3,1%, España; 2,4%, UE-28).

“Este contexto favorable ha alentado las expectativas empresariales”, ha indicado Carmen Planas, tal y como señala el avance anual de la confianza (1,7%), “lo que ha redundado en nuevos proyectos de inversión, y ha posibilitado, con ello, la regeneración del tejido productivo y la creación de empleo”. Así, el número de empresas afiliadas al Régimen General de la Seguridad Social se ha incrementado un 2,8% por segundo ejercicio consecutivo fruto de una progresión anual que se ha moderado levemente entre el segundo (3,2%) y cuarto trimestre del año (2,7%).

Como resultado de esta evolución, se ha contabilizado una media anual de 43.735 empresas afiliadas, un registro que prácticamente se equipara a la afiliación del año 2007 (44.451 centros de cotización). Cabe señalar que esta situación aún resta lejos de producirse en el ámbito estatal, donde el número de empresas afiliadas (1.479.829 centros de cotización) se sitúa aún un 9,5% por debajo de los registros contabilizados diez años atrás.

Por su parte, la afiliación de trabajadores a la Seguridad Social se ha incrementado un 5,5%, un aumento que se erige como el más intenso del territorio nacional (3,5%) y que, al igual que la afiliación de empresas, da continuidad al anotado el ejercicio anterior (5,3%).

Fruto de este comportamiento, el número medio de trabajadores afiliados ha alcanzado, con 480.471 personas, un máximo histórico que supera los registros contabilizados en 2007 (455.694 personas). De esta manera, Balears se sitúa como la única comunidad autónoma que ha superado los niveles de empleo previos a la crisis, cuando la media nacional (18.126.907 personas) aún permanece por debajo (19.152.331 personas en 2007).

DEJA UNA RESPUESTA