El personal sanitario que no acredite en dos años el nivel de catalán que le sea exigido solo se verá afectado en los procesos de movilidad en Baleares y en el acceso a la carrera profesional, según se recoge en la nueva propuesta de Proyecto de Decreto del Catalán del IbSalut.

Así lo ha explicado este miércoles el director general Servicio de Salud, Juli Fuster, tras la comisión técnica con los sindicatos en los que se han presentado los nuevos criterios que regulan la capacitación lingüística del personal estatuario.

((Habrá ampliación))

DEJA UNA RESPUESTA