La entidad Aptur-Balears ha solicitado al Consell d’Eivissa “responsabilidad” y “sentido común” en la futura zonificación del alquiler vacacional ante la preocupación de las familias que se dedican al sector en la isla.

Dicha zonificación debe permitir que la oferta existente pueda continuar desarrollando su actividad con normalidad, según han explicado en un comunicado.

Asimismo, la asociación ha considerado que se debe regular el alquiler turístico, aunque ha asegurado que “una actuación totalmente prohibitiva iría contra la demanda de los viajeros y perjudicaría, no sólo a los propietarios de viviendas vacacionales, sino a Ibiza como destino turístico”.

Además, la oferta básica se vería perjudicada “gravemente” con una zonificación basada en la prohibición, ya que el alquiler vacacional es la forma de alojamiento que deja más ingresos en este tipo de establecimientos, “los beneficios del turismo y contribuyendo a la desestacionalización”.

Aptur-Balears ha defendido el derecho a la vivienda y ha pedido al Consell que lo haga posible a través de políticas sociales específicas y no prohibiendo el alquiler vacacional que aporta más prosperidad que el hotelero, según ha destacado la entidad explicando que un estudio pone de manifiesto que los viajeros del alquiler vacacional gastan un 23 por ciento más que los que pernoctan en hoteles.

DEJA UNA RESPUESTA