Ocidiomes, empresa familiar mallorquina centrada en la enseñanza de idiomas con métodos didácticos, fáciles y divertidos, valora de manera muy positiva la decisión de muchos padres de enviar a sus hijos a cursar un año académico al extranjero porque supone una auténtica inversión de futuro.

Para la directora del centro, Marta Torrens, “en lo que llevamos de año ya tenemos el doble de matrículas para realizar el próximo curso en EEUU, por lo que la previsión es que mejoremos incluso esta tendencia y, cuando finalice el plazo de inscripción marcado por el gobierno americano, podremos, casi con total seguridad, hablar no solo de que hemos duplicado el número de alumnos sino que lo hemos triplicado”.

Cada vez son más las familias que deciden apostar por el futuro de sus hijos, dándoles una formación en idiomas que sobrepasa las clases impartidas en los centros educativos. Es por ello que en Ocidiomes se trabaja con esmero los programas que implican enviar estudiantes a otro país “porque lo más valioso que tenemos son nuestros hijos” apunta Torrens.

El programa estrella de larga duración es el llamado Año Académico en EEUU. Quizá por su precio, por el boca a boca o la experiencia de niños y padres que ya han participado en este programa, pero cada vez son más las familias que deciden mandar a sus hijos mediante esta fórmula. Los alumnos van a clase a un High School, que es la institución educativa con más tradición en los Estados Unidos, y participan activamente en la vida académica y social mediante multitud de actividades que realizan estos institutos. Conviven en familias anfitrionas, que son cuidadosamente seleccionadas por el Departamento de Estado del Gobierno de los EEUU.

El curso en América cuesta 8.850€ más los billetes de avión. “Un precio muy razonable si
contamos que nuestros hijos vuelven con un perfecto nivel de inglés que les servirá para
toda la vida” añade Torrens.

Este programa tiene unos requisitos especiales, como que el alumno tenga la edad de 15 años en el momento de realizar el viaje y un buen expediente académico. Por tanto, los cursos más solicitados son 4º de la ESO y 1º y 2º de Bachiller, aunque otros padres prefieren enviarlos antes por lo que ofrecemos otras opciones en colegios privados, afirma Torrens.

El proceso de inscripción, que marca la administración americana, finaliza el próximo mes de marzo por lo que ahora se está dando un repunte en la solicitud de información para el curso que viene. Es necesario realizar unos trámites previos, como una prueba de inglés, para saber si el alumno es apto. En julio se tramita el visado y realizamos en nuestros centros una reunión informativa previa al viaje, con los alumnos y las familias.

Para aquellos padres que prefieren tener a sus hijos más cerca, en Ocidiomes trabajamos de manera muy estrecha con el Departamento de Educación de Irlanda y tenemos una selección de colegios, públicos y privados, con diferentes tipos de alojamiento, en familia o residencia internado. El precio en Irlanda depende de la selección del colegio pero se sitúa en torno a los 9.590€ el trimestre en centro público y conviviendo con una familia.

Además de ello, la oferta de cursos de Ocidiomes se inicia a edades muy tempranas. “Tenemos cursos para todas las edades. Desde bebés a bonificados para empresas, pasando por clases de cualquier idioma, Summer Camps en Mallorca y Andorra, cursos de verano en el extranjero y un sinfín de modalidades adaptadas a las preferencias de nuestros alumnos. Lo mejor es visitar nuestra web, ocidiomes.es, donde seguro que cualquier persona encuentra la solución a su necesidad idiomática” asevera Torrens.

DEJA UNA RESPUESTA