La autopsia de Gabriel Cruz ha desvelado que el niño murió estrangulado el mismo día de su desaparición.

El cuerpo del niño, desaparecido en Níjar (Almería) el pasado 27 de febrero, fue hallado ayer envuelto en una manta en el maletero del coche de la pareja del padre de Gabriel, Ana Julia Quezada, arrestada en el mismo momento. El cuerpo estaba escondido en un pozo y Quezada estaba intentando trasladarlo en el momento de la detención.

El funeral se celebrará mañana por la mañana en la Diputación de Almería.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.