Carles Puigdemont repetiría en Finlandia la estrategia que ya planteó en Bélgica: cuestionar la legitimidad de la reclamación del juez Llarena. Con la variante de que la legislación finlandesa sí recoge un delito equivalente al delito de rebelión en España. Allí se refiere a la segregación de una parte del territorio e implica penas de entre uno y 10 años, frente a los 25-35 que recoge el Código Penal español.

Según informa El Mundo, la Policía finlandesa ha confirmado este sábado la recepción, esta pasada noche, de una solicitud de España para la extradición del ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

“La Oficina Nacional de Investigación informa que España busca la extradición de su ciudadano que de momento se encuentra en Finlandia, la Policía informó a la Fiscalía e inició el intercambio de información con las autoridades españolas”, dice la nota.

El superintendente de los servicios de Investigación Criminal de Finlandia, Hannu Kautto, citado por la agencia STT, ha confirmado que “la solicitud de extradición llegó a Finlandia por la noche” y ha añadido que puede que Puigdemont sea detenido y su caso, examinado en la Fiscalía, según la información recogida a su vez por la agencia oficial de noticias rusa, RIA Novosti.

La orden europea de detención ha sido cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

El juez que instruye la causa del procés adopta esta medida tras haberlo solicitado la Fiscalía y la acusación popular que ejerce el partido Vox .

Puigdemont llegó el pasado 22 de marzo desde Suecia a Finlandia y planeaba viajar luego a Dinamarca, en un intento de internacionalizar el proceso soberanista, tras pasar varios días en Ginebra participando en debates y conferencias con el mismo objetivo.

El parlamentario Mikko Kärnä, portavoz de un grupo de diputados finlandeses simpatizantes del movimiento independentista catalán, informó del viaje de dos días de Puigdemont a Finlandia.

DEJA UNA RESPUESTA