El Gobierno alemán no vetará una eventual decisión de la Justicia de extraditar a España al expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont, como quieren los abogados de la defensa, según informaciones del semanario «Der Spiegel».

Según informa el diario ABC, el Ejecutivo de Angela Merkel, apunta la revista citando fuentes gubernamentales, considera que dar ese paso -el veto- sería una «afrenta jurídico-política hacia los estados federados», a los que se han transferido las competencias de autorizar las extradiciones.

Puigdemont, procesado en España por rebelión y malversación de fondos públicos en el marco del proceso secesionista, fue detenido el pasado domingo en el norte de Alemania poco después de cruzar la frontera danesa y enviado a prisión mientras la Fiscalía del estado de Schleswig Holstein estudia la euroorden española.

DEJA UNA RESPUESTA