El Consell de Ibiza ha aclarado que la decisión de convertir el Hospital Residencia de Cas Serres en residencia sociosanitaria no es una decisión de la institución ya que viene ordenada por el Decreto 100/2010 que regula el funcionamiento del Registro de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios de Baleares, que desarrolla una orden anterior del Ministerio de Sanidad.

La institución ha afirmado que “de ninguna de las maneras, puede situarse al margen de la ley” y ésta indica que las plazas hospitalarias y residenciales deben estar físicamente separadas y los servicios y el personal segregado.

“Adoptar estas medidas en Cas Serres supondría la pérdida de plazas y servicios, además de unas largas obras de reforma en profundidad del edificio”, han aclarado. Así, han explicado, se ha optado por una resolución que comporte cumplir con la ley y no perder ningún servicio sanitario y mantener todo el personal.

El Consell ha informado a los trabajadores de Cas Serres de la situación y así, el día 11 volverá a celebrarse una reunión ya que “los contactos serán constantes y regulares con la voluntad de que todo el proceso de transición se haga con la máxima transparencia”, han explicado.

Para el Consell, es “legítimo y comprensible” la preocupación de los trabajadores por el futuro del Hospital-Residencia, aunque el “compromiso es máximo para que la solución sea la más satisfactoria para todos y, especialmente, para los pacientes”.

DEJA UNA RESPUESTA