Endesa y el Ajuntament d’Inca firman un convenio para garantizar el abastecimiento eléctrico de las familias con menos recursos

20

Endesa y el Ajuntament d’Inca firman un convenio para coordinar las gestiones necesarias para evitar el corte de suministro eléctrico a las familias en situación de vulnerabilidad económica atendidas por los servicios sociales del Ajuntament.

El acuerdo ha sido subscrito por el director general de Endesa en Balears, Martí Ribas y el alcalde de Inca, Virgilio Moreno.  Este convenio se adhiere al convenio marco que se firmó el pasado mes de marzo entre Endesa y la Federación de Entidades Locales de las Illes Balears (FELIB), entidad que representa en los ayuntamientos asociados a la hora de establecer las relaciones de carácter general con Endesa.

El Real decreto 897/2017, de 6 de octubre, prevé que las empresas comercializadoras de referencia podrán subscribir convenios con las administraciones autonómicas o locales que establezcan los mecanismos de coordinación para evitar la suspensión de suministro de electricidad por razón de impago a estos consumidores, con objeto de que los servicios sociales correspondientes puedan prestar y acreditar mediante el correspondiente certificado la ayuda económica para el pago de las facturas.

Así mismo, dispone el Real decreto que los convenios que se subscriban atenderán al establecimiento de plazos concretos para el pago de las obligaciones que se deriven, así como a la acreditación fehaciente mediante certificado por parte de las administraciones autonómicas o locales de los pagos efectuados ante la comercializadora de referencia, y se tiene que tener en cuenta, a estos efectos, el plazo de cinco meses establecido.

El importe mínimo a cofinanciar por la administración que gestione las ayudas económicas  para evitar la referida suspensión del suministro de electricidad por impago aparecerá reflejado a cada factura y será el correspondiente al importe de la factura a PVPC previo a la aplicación del descuento por bono social.

Adicionalmente, se extiende la aplicación de determinadas medidas a aquellas personas residentes a los municipios de las Illes Balears que no cumplen los requisitos establecidos para ser beneficiarios del bono social ni de los derechos que comporta, pero que atendiendo a sus circunstancias económicas encuentran dificultades para hacer frente en el pago de los suministros básicos de electricidad de su vivienda habitual.

Por su parte, Endesa contribuirá a las finalidades del presente Convenio Marco intermediando:
• Los descuentos aplicados en la factura eléctrica de los clientes vulnerables
• Las ayudas concedidas a los clientes en riesgo de exclusión social, y •

La ampliación del plazo de pago a soportar económicamente los derechos otorgados a los clientes que presentan dificultades en el pago de las facturas.

Esta iniciativa está enmarcada en uno de los objetivos recogidos en el Plan Estratégico de Sostenibilidad de Endesa que persigue propiciar el acceso a la energía a personas en situación vulnerable, por lo cual se están llevando a cabo diferentes actuaciones en este sentido.

DEJA UNA RESPUESTA