La consellera de Territori del Consell de Mallorca, Mercedes Garrido, aseguró ayer que las carreteras insulares están al borde del colapso dos meses antes de empezar la temporada alta.

Los accidentes ocurridos los últimos días (viernes y lunes) han provocado atascos kilométricos. El de ayer, ocurrido en la autopista entre Palma y Andratx, se produjo por las obras de mantenimiento de la mediana, ya que, al cortar uno de los carriles, se produjo una retención que duró gran parte de la mañana. Así como el viernes, un accidente leve, provocó también una gran retención de vehículos.

Garrido opina que el aumento den tráfico es evidente, ya que los atascos de estas magnitudes de producen alrededor del mes de mayo. Por ahora, la institución insular no dispone de datos concretos que certifiquen esta subida de tránsito.

La solución pasa, para la consellera, por fomentar el uso del transporte público.

DEJA UNA RESPUESTA