El colegio Mata de Jonc ha justificado la finalidad de poner 4.000 globos amarillos en su patio, un gesto que ha ocasionado polémica por verse como un gesto de adoctrinamiento.


Los globos amarillos se pusieron, según ha especificado el centro educativo en su página de Facebook, para recibir a los alumnos de intercambio que cada año les visitan desde la Escola Gavina, en Valencia.

Los niños visitantes explotaron los 4.000 globos en menos de un minuto y medio.

DEJA UNA RESPUESTA