Una vecina de la barrida palemsana de Son Coc nos hace llegar una fotografía reciente de las obras que se están ejecutando en las obras.

Señala que “es una vergüenza, hace un mes que tienen las calles levantadas” lo cual impide el paso a los peatones y también supone un grave perjuicio a los conductores que desean aparcar.

La denunciante comprende que las obras deben ejecturarse por el bien de los vecinos pero recalca que “un mes es un tiempo más que sificiente para levantar una calle, mejorarla y dejarla de nuevo en condiciones”. Así pues, pide celeridad al Ajuntament de Palma y que la institución comprenda que los perjuicios de los vecinos del barrio, la mayoría trabajadores que acostumbran a ir con el tiempo justo “para encima tener que dar vueltas para poder aparcar”.

DEJA UNA RESPUESTA