Llega a nuestra redacción una nueva queja de un vecino de son Rapinya. Afirma que la imagen que ilustra su denuncia se produce a diario. Frente al colegio el CIDE los vehículos aparcan y no respetan las paradas de autobus.

Consecuentemente, el transporte público se ve obligado a detenerse en medio de la calzada con todos los perjuicios que ello conlleva. El vecino indignado pide más respeto a los ciudadanos en general, y a las autoridades competentes que actúen en consecuencia.

DEJA UNA RESPUESTA