Un vecino de Palma denuncia que en enero de 2017 se derrumbó parte una fachada de un edificio de la calle Gerreria.

El Ajuntament de Palma puso unas vallas como medio de seguridad para cortar el paso en la acera y parte de la calzada. Bien hasta ahí. El problema es que, casi un año y medio después, el lugar sigue igual o peor, ya que  como se aprecia en la foto, las vallas están destrozadas.

El denunciante asegura que son muchas las personas que pasan por delante de este edificio abandonado y explica que justo en la calle de delante hay otro edificio en las mismas condiciones y optaron por poner vallas y cortar la calle. Una solución insuficiente.

2 Comentarios

  1. Es que es demencial el estado de esa calle…
    Un barrio en el que quieren potenciar el turismo con hoteles de ciudad y luego te encuentras calles y edificios en estado lamentable.
    Entre el estado de las calles, los hoteles para extranjeros y el alto precio del alquiler, este barrio cada día va a peor.

DEJA UNA RESPUESTA