A partir de ahora la Escuela Cometas de Esperanza de la República Dominicana, financiado por la Fundación Barceló, recibirá el apoyo institucional necesario para garantizar la escolarización de jóvenes en alto riesgo que residen en áreas de incidencia de vertederos.

Desde hace más de 12 años, la Asociación del centro escolar junto con la Fundación Barceló iniciaron el proyecto ‘Niños Buzo’, para sacar a más de 300 niños del basurero de Rafey, en Santiago de los Caballeros, y escolarizarlos y poder ofrecerles así un futuro mejor.

Tras este tiempo, el centro integral Cometas de Esperanza ubicado en el barrio de La Mosca, alberga a 380 alumnos que cursan los estudios de parvulario y primaria y cuenta con un equipo docente muy profesional. De hecho, en múltiples ocasiones ha sido considerado como uno de los mejores centros educativos de toda la República Dominicana y recientemente ha recibido el Galardón de Oro a la Calidad Educativa, por parte del Gobierno del país.

A raíz de este último premio, altos representantes del Ministerio de Educación pudieron conocer el proyecto de cerca y quedaron encantados con la labor que realizan tanto a nivel educativo como a nivel humanitario.

Por este motivo Andrés Navarro, ministro de educación del país, ha firmado recientemente un convenio de colaboración con Óscar Faes, presidente de la Fundación Cometas de Esperanza, para replicar el modelo y experiencia educativa de Cometas a otras escuelas de República Dominicana próximas a vertederos.

Además el Ministerio añadirá el Colegio Cometas de Esperanza a la Red de Centros Educativos Públicos pasando a recibir todos los beneficios económicos del Estado necesarios para sostener el centro y ofrecer una educación de calidad a todos esos niños y niñas dominicanos. “Los alumnos podrán contar con nuestra ayuda para financiar el desayuno, merienda y almuerzo, sus libros, uniformes y calzados y un ordenador para cada uno, para alcanzar así una formación en las mejores condiciones socio-económicas posibles”, aseguró Navarro.

Finalmente el Gobierno ha anunciado que financiará la construcción de un Liceo Técnico de 22 aulas que permitirá cursar a los jóvenes el bachillerato oficial y un bachillerato técnico para continuar sus estudios universitarios o bien incorporarse al mercado laboral.

DEJA UNA RESPUESTA