La fotografía que nos hace llegar un lector residente en las barraidas de son Oliva y son Forteza de Palma habla por si sola. La calzada, hecha con adoquines, está en un estado muy deficiente. Muchos de ellos no están nivelados, otros está hundidos… así, el tránsito de los vehículos resulta muy difícil.

El denunciante precisa que dicha estampa digna de cualquier administración que no se preocupa del mantenimiento, se centra en las calles Tomàs Lluís de Victòria y la calle Prevere Rafael Barrera, a Palma.

DEJA UNA RESPUESTA