El grupo inmobiliario MUR GISBERT nació en Menorca en 1976, gracias a Joaquin Mur Gisbert, en una pequeña oficina de Maó.

La inmobiliaria siempre ha tenido una estrecha relación con Barcelona, y tras instalar más oficinas en Platges de Fornells y Arenal d’en Castell, cruzó el charco y está presente también en la ciudad Condal, acercando la vivienda menorquina a la sociedad catalana.

El secreto de MUR GISBERT es seleccionar las propiedades, preocupándose más de la calidad que de la cantidad. Además, todo el equipo profesional tiene experiencia en el sector inmobiliario y están altamente capacitados para informar y guiar a los clientes en cuanto a los procedimientos para adquirir propiedades de compra y alquiler en Barcelona y Menorca.

DEJA UNA RESPUESTA