La consellera insular de Modernización y Función Pública, Carme Palomino, ha reiterado este domingo que la carrera profesional aprobada por el Consell de Mallorca y paralizada a través de los recursos interpuestos por la Delegada del Gobierno en Balears, María Salom, está “ajustada a derecho, tal y como ratificaron por primera vez los informes jurídicos y económicos de los técnicos de la casa”.

Según ha informado el PSIB-PSOE en un comunicado, Palomino ha criticado “la incoherencia” de Salom porque “en 2015 intentó aprobar una carrera profesional sin los informes a favor y ahora actúa en contra de los funcionarios favoreciendo su suspensión”.

Para la consellera socialista, se trata de pretende “menguar los derechos de los trabajadores públicos que ya impulsó como presidenta de la Institución insular” algo que, a su juicio, “es incoherente” porque “cuando gobernaba se manifestaba a favor del plus de los trabajadores públicos y ahora provoca su retirada”.

INICIATIVA SOCIALISTA

De hecho, los socialistas han presentado una iniciativa para debatir en el pleno del Consell, en la que se insta a la Delegación del Gobierno a “respetar la autonomía local de la Institución insular para aprobar sus propios acuerdos y regular en materia de función pública”.

Asimismo, esta iniciativa también se utilizará para “pedir” a Salom que “retire el contencioso administrativo que ha ocasionado la suspensión de la carrera profesional para los funcionarios del Consell”.

Finalmente, ha instado a Salom a “dejar de instrumentalizar” la Delegación del Gobierno para “ir en contra de las normativas que se aprueban en las instituciones de Baleares”, puesto que “además de acabar con la carrera profesional, también quiere cargarse la vuelta de la sanidad universal y las ayudas al catalán que ellos mismos han impulsado en algunos municipios”.

DEJA UNA RESPUESTA