Carta a Patricia Gómez y Juli Fuster / Son Espases no es el paraíso que ustedes nos quieren vender

199
gomez-fuster

Señora Patricia Gómez, consellera de Salut, y señor Juli Fuster, director gerente del IB-Salut, ambos dos del Govern balear:

Una mentira no se convertirá nunca en verdad simplemente por repetirla una y otra vez. Podemos maquillar la realidad pero, al escarbar bajo la cosmética, aparecerá sin duda y de forma irrefutable la realidad. La dura e incuestionable realidad que tendremos que sobrellevar con sufrimientos y carencias, por mucho que los políticos como ustedes pretendan que creamos que algunas falacias son algo completamente distinto a la veracidad.

El Hospital Universitario de Son Espases es un gran trasatlántico sanitario, de dificilísima gestión, cuajado de problemas inherentes al volumen de personas y pacientes que en él se desenvuelven a diario, y de la complejidad de los sistemas diagnósticos y quirúrgicos que allí se aplican. Eso es así de cierto y así debemos entenderlo todos para contextualizar las verdaderas dificultades que allí conviven.

Pero eso no es óbice para que, como avestruces, ocultemos la cabeza bajo la tierra ante las denuncias de los propios trabajadores que en Son Espases laboran. Por unanimidad, los sindicatos profesionales médicos y de enfermería Satse, Simebal, Usae, CSIF, CCOO, UGT y STEI han puesto negro sobre blanco la realidad que se padece en el hospital de referencia de todas las Illes Balears: trabajadores que trabajan más horas de las marcadas en sus contratos y convenios; enfermeras, matronas, fisioterapeutas, especialistas en salud mental y técnicos en cuidados intensivos de enfermería que ‘regalan’ miles de horas por una premeditada política cicatera a la hora de contratar personal.

Si eso ya de por sí es negativo, aún lo es más que los mismos sindicatos, por unanimidad, rechacen de plano las antidemocráticas actuaciones de la dirección de Son Espases en el momento de afrontar estas denuncias o, incluso, simplemente se nieguen a responder a los requerimientos de los representantes legalmente autorizados, como son los sindicatos votados por esos mismo trabajadores y presentes en los órganos de control del centro sanitario. “Trato incorrecto” y “abuso de poder” son los términos utilizados por los sindicatos. ¿Trato incorrecto y abuso de poder contra losa trabajadores de los directores y gerentes sanitarios nombrados por el Govern de la Gent?

Tras tres años de gestión y embocando el final de la legislatura es incuestionable que la bonanza económica que la afluencia masiva de turistas ha proporcionado a las Illes Balears ha permitido al actual Govern aumentar las partidas presupuestarias de muchos sectores, incluido el de la sanidad pública. Pero algo no se ha hecho bien cuando los sindicatos profesionales, por unanimidad, muestran su desazón y malestar ante la realidad que se padece en Son Espases.

Consellera Gómez y director gerente Fuster:

No se despisten ante estas denuncias. Los trabajadores y los usuarios de Son Espases comprenden las dificultades que provoca la gestión de un centro del volumen como el hospital de referencia, pero no debemos obviar la realidad: en Son Espases falta personal, faltan médicos y profesionales de enfermería, técnicos de todos los departamentos, personal administrativo y celadores. Todo eso falta, pero lo que no debe faltar es voluntad de afrontar la realidad y solucionar los problemas.

Los profesionales, como los pacientes, no son números. Son personas. Y como personas que son merecen que ustedes, los políticos, hagan aquello que deben hacer: ofrecer el mejor servicio sanitario público posible.

Señora Gómez y señor Fuster:

Se lo dicen todos y de forma unánime. Esa es la verdad y no otra. Hagan aquello que dicen que hacen. Les apoyamos en sus iniciativas y somos consciente de sus dificultades, pero no intenten engañarnos.

DEJA UNA RESPUESTA