Llegar a la Universitat de les Illes Balears desde el Migjorn de Mallorca en transporte público es de lo más complicado. Así lo consideran muchos de jóvenes de la zona, en especial los de Santanyí y Campos. En diferentes ocasiones lo han trasladado a los equipos de gobierno de los dos consistorios, y precisamente por eso, desde la Conselleria de Juventud del Ajuntament de Santanyí se puso en marcha a través de las redes sociales una encuesta para recoger más datos. La conclusión ha sido que más de una treintena de jóvenes que estudian en la UIB estarían dispuestos a utilizar transporte público para ir y volver cada día de la universidad.

Como en el municipio de Campos, a pesar de que no se ha hecho una encuesta, también hay un puñado de estudiantes que están interesados, los alcaldes de los dos municipios, Llorenç Galmés, y Sebastià Sagreras, se han reunido con el Director General de Transportes, Jaume Mateu, para trasladar la petición de implantar un servicio de autobús desde Santanyí, que pase por el núcleo ‘campaner’, hasta la UIB. Galmés también ha propuesto que este mismo bus podría llegar al Parc Bit puesto que hay trabajadores residentes en el municipio que también podrían utilizar el servicio.

El alcalde de de Santanyí explica cómo ha ido el proceso: “nosotros sólo hemos querido trasladar una petición que nos ha parecido razonable que han hecho los jóvenes santanyiners. A día de hoy quizás una o dos personas van en transporte público hasta la UIB porque es muy difícil combinar los horarios o por el tiempo que se pierde en transbordos y las paradas durante el trayecto. Estar casi dos horas para ir y dos para volver no compensa a ningún estudiante, pero con una línea más directo sí que se los resultaría interesante”.

Además, tanto el alcalde de Campos como el de Santanyí, han destacado las mejoras que  habría con un bus de estas características. Si entre los dos pueblos se puede llenar, o casi llenar, un autobús de ida y retorno, habrá menos coches a la carretera, con las mejoras consiguientes en seguridad, fluidez de tránsito, emisiones y consumo de gasolina.

Por su parte, la Dirección general de Transporte se ha comprometido a estudiar la petición y a dar una respuesta lo antes posible con las diferentes opciones que hay. En pocas semanas los estudiantes acaban el curso y tienen que empezar a tramitar solicitudes para el curso 2018/19, y quieren saber si habrá un mejor servicio de transporte público para llegar al campus de la UIB.

DEJA UNA RESPUESTA