Carta a… Mariano Rajoy Brey, Presidente del Gobierno:

“El PP es mucho más que diez o quince casos aislados (de corrupción)”. Con estas palabras, señor Presidente, se cubrió usted de gloria al referirse al caso Gürtel tras hacerse pública la sentencia de la Audiencia Nacional.

Aunque en una cosa tiene usted razón: el PP és mucho más que 10 o 15 casos de corrupción, pues la cifra se multiplica exponencialmente.

Caso Gürtel, casoAbogados, caso Acuamed, caso AEXPA, caso Alhama de Granada, caso Alviasa, caso Amat, caso Ambulancias, caso Amnistía fiscal, caso Andratx, caso Arena, caso Arquitecto, caso Asesorías, caso Ático Estepona, caso Auditori Paterna, caso Auditorio, caso Baltar, caso Bárcenas, caso Barraca, caso Bea Gondar, caso Benagéber, caso Biblioteca, caso Bitel, caso Blasco, caso Bolsos, caso Bon Sosec, caso Bragasgate, caso Brugal… y paramos para no aburrir.

Ordenados los casos de corrupción en todo el territorio nacional, por orden alfabético y una vez finalizada la segunda letra, la B, ya se cuentan hasta 27 casos de corrupción popular. Una cifra, ya de por sí, lejos del “aislamiento” que usted predica.

Señor M.Rajoy, Presidente del Gobierno. ¿Cómo pretende acabar con la corrupción y devolver al Partido Popular la buena reputación que merece si usted, que es el capitán de la nave, no pilota cómo debería?

Sepa señor Presidente, que en estos casos, NO debe aplicarse la máxima que rige la conducta honorable en el mar. En los océanos, son las mujeres y los niños los primeros en abandonar el barco para asegurar su salvación. El capitán y la tripulación deberían dar prioridad a los pasajeros, aun sabiendo que pueden morir, tal y cómo hizo Edward J. Smith quién se hundió con el Titanic.

Pero usted no, señor Rajoy. Una cosa es alta mar, y otro es alta política, siendo generosos en la nomenclatura. En su caso, usted debería hacer un Schettino, el archiconocido capitán del Costa Concordia hundido en Italia en 2012. Schettino, a pesar de dejar a cientos de pasajeros en la nave, se subió a un bote y desapareció de la escena. Que es lo mismo que debería hacer usted, o de lo contrario aquello que morirá será el Partido Popular.

Señor Rajoy, a usted le está pesando ya demasiado el cargo. Su estrategia, muy gallega, de callar y dejar pasar la tormenta, está dejando de funcionar. Los ciudadanos no somos tontos. E incluso aquellos que durante años han sido fieles a la derecha (y de hecho posiblemente sigan siéndolo en futuras elecciones) están dispuestos a castigar sus siglas. Nadie más que usted, señor Rajoy, es el responsable del aumento exponencial de votantes potenciales a otras formaciones como Ciudadanos y Podemos.

Presidente Rajoy, es usted el verdadero lastre del PP. Usted acabará con él. Sus desafortunadas palabras quitando hierro a un asunto muy delicado comprometen a sus compañeros de formación, que para no dejarle a usted en evidencia, deben defender una “transparencia popular” que ofende.

Dice haberse disculpado en infinidad de ocasiones, pero sepa que el “lo siento, me he equivocado, no volverá a ocurrir” en este caso no sirve de nada. Señor M.Rajoy tome cartas en el asunto de forma inminente o está usted jugando con el devenir inmediato del Partido Popular.

Presidente M. Rajoy, haga usted un Schettino y lárguese dignamente ahora que aun puede hacerlo.

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.