El debate de la moción de censura presentada por el PSOE ha dado mucho, muchísimo juego esta mañana en las redes sociales. José Luís Ábalos, secretario de Organización socialista, ha sido el encargado de iniciar el debate. Y lo ha hecho con su peculiar tono y voz, más propios de un rockero que de un político, lo cual tiene su punto atractivo.

Desde la cuenta de Twitter del PSIB, evidentemente, retuiteaban el discurso de Ábalos.

Pocos dirigentes socialistas balears seguían (al menos en redes) el debate. Los más activos: Cosme Bonet y Vicenç Thomàs. Opinando ambos, y también retuiteando.

La secretaria general del PSIB-PSOE, y también presidenta del Govern, Francina Armengol, no ha dejado de lado su compromiso con todos los ciudadanos del archipiélago balear. Así, desde su cuenta de Twitter ha compartido  imágenes de la reunión mantenida para elaborar el primer Plan Autonómico Contra el Tráfico de Mujeres y Niñas. Ni un solo tuit referente al debate de la moción, ni siquiera durante la intervención de Pedro Sánchez.

Otro dirigente socialista que se dedicaba a sus labores comunitarias, y no a seguir el debate, ha sido Juli Fuster, director general del IB-Salut, el cual ha compartido y retuiteado varias intervenciones relativas a su área de salud.

En la parte contraria, si es que hay bandos en la política actual, el líder del PP balear, Biel Company, ha destacado en las redes por los múltiples retuits que ha hecho criticando las intervenciones socialistas y ensalzando las palabras del presidente Rajoy.

Otro de los miembros populares balears que acostumbra a ser muy activo en las redes sociales, Antoni Camps, se ha mostrado hoy moderado. En las primeras horas tan solo ha retuiteado la valoración del periodista Joan Miquel Perpinyà y ha emitido,posteriormente una valoración.

Por su parte, desde la cuenta oficial de Ciudadanos balears, han retuiteado varias intervenciones tuiteras de su lider Albert Rivera, pero poco más. Olga Ballester, también ha hecho lo propio pero muy moderada.

 

El resto de formaciones balears, al menos durante el debate y en redes, se han mantenido bastante al margen de la política nacional. A excepción de contadas intervenciones puntuales, poca aportación al respecto. Fin de la cita (Mariano Rajoy dixit).

DEJA UNA RESPUESTA