Después de la “fiesta” en un bar de Madrid durante 7 horas seguidas, Rajoy ha necesitado ayuda para poder aguantar la soporífera sesión del Congreso.

DEJA UNA RESPUESTA