La Federación de Enseñanza de CCOO (FE-CCOO) Baleares colaborará en la vigilancia del proceso de oposiciones docentes 2018, una función que la normativa otorga al sindicato y que le ha sido concedida, tras solicitarlo hace unas semanas.

La organización sindical ha explicado este viernes en un comunicado que con esto pretenden dar “más transparencia al proceso”.

Como ha recordado CCOO, a final de junio y principios de julio alrededor de 5.000 personas aspirarán a obtener una de las 1.008 plazas docentes que se han convocado en concurso-oposición en las Islas.

“El acceso a la función pública docente debe ser un verdadero concurso oposición en el que se puedan valorar también los méritos de los aspirantes”, ha señalado el sindicato, que ha insistido en que no se pueden permitir “que queden plazas desiertas”.

Por eso defiende “que deben pasar a la fase de concurso más personas que plazas se ofrecen”.

“Teniendo en cuenta la alta tasa de interinidad que tenemos en la escuela pública de las Islas y la cantidad de años que hemos estado sin oposiciones, creemos que esta medida debe estar acompañada de modificaciones en el proceso de ingreso a la función pública y otras medidas de estabilidad para los docentes interinos”, han apuntado desde CCOO.

Por ello, la FE-CCOO quiere que en las próximas oposiciones (2019 y 2020), el Ministerio de Educación acepte volver a la transitoria del 2007 que posibilitaba que las pruebas no sean eliminatorias, “ampliando así las oportunidades para todos los aspirantes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.