Sabia reflexión para empezar la semana. Nada se soluciona con violencia…

DEJA UNA RESPUESTA