La enmienda presentada por Podem para paralizar la construcción en Platja d’en Bossa (Eivissa) no busca “el beneficio general de la isla y sus habitantes”, por lo que se han presentado alegaciones ante el Parlament balear para que esta aprobación no sea definitiva.

En un comunicado enviado por la formación política, se asegura que “impedimos que Matutes siga lucrándose con el ‘urbanismo a la carta’ del pasado”. En el caso de aprobarse esta modificación de la Ley de Urbanismo, aseguran, “de forma notoriamente injusta”, Grupo Empresas Matutes ejercerá acciones legales civiles y penales contra las Instituciones y personas, tras reiterar que los terrenos están clasificados como suelo urbano o urbanizable y avalados por Normas Subsidiarias, Planes Parciales, Plan General de Ordenación Urbana e impuestos aplicados a suelos urbanos, desde hace más de 30 años.

De esta manera, aseguran desde el Grupo Matutes, el texto en manos del Parlament “no regula ninguna situación de extraordinaria trascendencia y complejidad”, sino que se busca el perjuicio del grupo empresarial.

DEJA UNA RESPUESTA