El Ajuntament de Binissalem se plantea suspender la concesión del alumbrado público ante la gran cantidad de quejas de los residentes.

El servicio de suministro eléctrico para el alumbrado público del municipio de Binissalem, adjudicado hace un año y medio como una concesión administrativa, se encuentra muy lejos de responder a las exigencias del municipio y de las especificaciones del contrato.

Constantes interrupciones del suministro en algunas zonas del municipio y las molestias que sufren los binissalemers hacen que el Ajuntament se plantee suspender esta concesión, pero aseguran que antes de tomar una decisión, intentarán arreglar la situación de manera definitiva y satisfactoria para los vecinos.

DEJA UNA RESPUESTA