“Todo va según lo previsto” así parecen pensar Felipe VI y doña Letizia tras conocerse la sentencia del caso Nóos que podría acabar con los huesos de su cuñado, Iñaki Urdangarin, en la cárcel.

Así, los monarcas no han alterado lo más mínimo su agenda prevista para hoy. Por su parte, don Felipe ha acudido al Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, mientras que doña Letizia tenía programado un acto en la Sede de Iberdrola de Madrid como presidenta de honor de la Fundación de Ayuda Contra la Drogadicción.

Ninguno de los dos se ha pronunciado al respecto de la sentencia que condena al cuñado real, pero tampoco han dejado de atender su agenda, ambos por separado.

No hay duda que representar al país son las prioridades de la Familia Real, encabezada por el Rey Felipe VI y la Reina doña Letizia. De hecho, la Casa del Rey, tras conocer la sentencia, ha mostrado “su respeto absoluto a la independencia del poder judicial”.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.