Pocos minutos antes de que se conociera públicamente la sentencia del Tribunal Supremo en el caso Nóos que condena a Iñaki Urdangarin a cinco años y diez meses de prisión, su esposa la infanta Cristina se ha dejado ver en Ginebra.

La hermana del Rey Felipe VI, ha salido de su domicilio y sin mediar palabra se ha introducido en el vehículo que la esperaba. Inmediatamente después se comunicaba oficialmente la resolución judicial.

La revista Hola! ofrece las imágenes en exclusiva de la infanta Cristina, cabizbaja y abandonando su domicilio de Ginebra, donde se desplazó toda la familia al empezar todo el entramado del caso Nóos y con la intención de rebajar la presión mediática en sus hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.