La fachada de las sedes del sindicato STEI Intersindical y de la Obra Cultural Balear, OCB, han amanecido hoy llenas de pintadas incívicas realizadas por algún ciudadano intolerante en plena semana por la libertad de expresión.

En cuanto a la sede del STEI, y con pintura roja han tachado el letrero del sindicato y con grandes letras han escrito “hijos de puta” y “arriba España”, todo ello el mismo día (o noche) en que también se ha atacado la exposición de Santiago Sierra ubicada en la plaza de España. Se trata de las polémicas imágenes censuradas en la última feria ARCO de Madrid en que el autor mostraba los rostros de aquellos que considera “presos políticos”.

Así pues, desde STEI Intersindical, mediante un comunicado de prensa manifiestan que su sede “ha sufrido la intolerancia y estupidez de algunos malvados que pretenden coartar la libertad de expresión. Han realizado una ruta calculada para atacar también la exposición de Santiago Sierra sobre los presos políticos en la plaza España y la sede de la OCB en Can Alcover”.

La sede de la OCB, en Can Alcover de Palma, no ha sufrido mejor suerte. Con idéntica pintura roja, los escritos no distan mucho de los otros. “Arriba España”, “hijos de puta” y por última una clara amenaza: “vamos a por vosotros”.

Con pintura amarilla, y en la puerta principal de Can Alcover, los gamberros han puesto la puntilla a su reprobable actuación con un “muerte OCB”.

La nota de prensa del STEI termina diciendo: “Aquello que es grave es que hay entidades sociales y políticas que incitan al odio y provocan estos actos que fracturan la sociedad. Si no se acepta la diversidad en todos sus ámbitos, también la diversidad de opinión y de expresión, será imposible la ensambladura efectiva en un estado social y de derecho, compartido y aceptado por todo el mundo”.

DEJA UNA RESPUESTA