La Eurodiputada del PP en el Parlamento Europeo, Rosa Estarás, ha destacado “el gran acierto que supuso la puesta en marcha del convenio de Estambul para luchar contra la violencia de género” por ser la primera herramienta europea de carácter global que establece normas para la prevención, protección, acciones penales, y prestaciones a las víctimas.

Hoy el Parlamento Europeo celebra el primer aniversario de la adhesión de la UE al Convenio de Estambul y la eurodiputada popular anima a todos los países miembros a que sigan impulsando desde sus Estados la medidas acordadas y reclama más medios y más medidas para frenar la violencia contra las mujeres.

Estarás, que forma parte de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género en el Parlamento Europeo, recuerda la importancia de este acuerdo marco europeo para que los países establezcan unas normas para proteger a las mujeres y, sobre todo, para enjuiciar a los agresores.

La Eurodiputada afirma que “el Convenio de Estambul es un gran avance en este sentido porque, por primera vez, la Unión Europea tiene la potestad de legislar y crear un marco igual para toda Europa y, aunque se ha avanzado mucho, todas la fuerzas políticas tenemos que aunar esfuerzos y seguir trabajando para que se cumplan las leyes, se actúe de manera más contundente y haya mayor protección para las víctimas”.

“Y es ese el camino para acabar con la lacra de la violencia de género, trabajar juntos, desde todas las fuerzas políticas y todos los países”. Recuerda que, en España ya son 12 las mujeres asesinadas en 2018 y, en  2017 fueron 49 las mujeres muertas pero “hasta que no haya ninguna mujer asesinada, no podemos dejar de luchar e impulsar medidas para que esta lacra desaparezca. En España hemos logrado el gran pacto violencia de género entre las fuerzas políticas y todas las Comunidades Autónomas pero queda mucho por hacer.

La UE está abordando el problema de varias maneras para proteger a las mujeres de la violencia aunque, existen similitudes entre las políticas nacionales para combatir la violencia contra la mujer, los Estados miembros han adoptado diferentes enfoques del problema. Los esfuerzos del Parlamento se han centrado en reforzar la política de la UE en este ámbito y el Parlamento ha pedido reiteradamente una estrategia de la Unión Europea para combatir la violencia, incluido un instrumento jurídicamente vinculante.

Debemos erradicar cualquier forma de violencia contra la mujer, desde la trata de blanca, la mutilación genital, la esterilización y/o aborto forzados, la violencia física, psicológica y sexual, hasta los asesinatos, que son la punta del iceberg de la violencia contra la mujer, porque todas estas formas de abuso tienen sus raíces en las desigualdades sociales entre hombres y mujeres y, es por ello, que no cesaremos en nuestro compromiso hasta que las mujeres alcancemos la igualdad de derechos y libertades.

DEJA UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.