San Jorge ha sido convertido en el nuevo Ecce Homo. Localizada en Navarra, la escultura restaurada presenta una imagen grotesca tal y como sucedió con la famosa restauración del fresco que dio la vuelta al mundo.

El nuevo Ecce Homo causa tantas risas como indignación en las redes sociales, en las que se critica la falta de profesionalidad para arreglar la escultura, que se encuentra en la iglesia San Miguel de Estella. Tanto el santo como su caballo han aparecido caricaturizados en su nueva reproducción.

DEJA UNA RESPUESTA