La Dirección General de Tráfico (DGT), a través de la Jefatura Provincial de Tráfico en Illes Balears, ha instalado dos nuevos radares de control de la velocidad en Eivissa, que podrán ser ubicados en cuatro nuevas cabinas fijas repartidas por las carreteras de la isla.

Además de esta medida acordada entre la DGT y el Consell Insular d’Eivissa, titular de las vías, también se ha dotado de un velo-láser, un dispositivo móvil para el control de la velocidad, a las patrullas integrales motorizadas de la Agrupación de Tráfico en Eivissa.

Las cuatro nuevas cabinas donde se podrán instalar los radares se encuentran en los siguientes puntos kilométricos: EI-30   PK 0,750, EI-100 PK 1,750, EI-200 PK 8,000 y EI-700 PK 7,000

Estos nuevos dispositivos e instalaciones se suman a los cuatro radares fijos y dos móviles que ya se encontraban operativos en Eivissa.

El aumento de los dispositivos de control de la velocidad forma parte de la campaña de la DGT para reducir la accidentalidad, coincidiendo con la temporada estival. Junto a estas medidas se intensifica la vigilancia, ordenación y el control de tráfico, y se realizan campañas a las que se suman las Policías Locales de los ayuntamientos de Eivissa y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

La velocidad influye de forma decisiva en la accidentalidad grave, la que da como resultados personas fallecidas, heridos graves o leves. Circular a una velocidad adecuada podría evitar, prácticamente, una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico.

DEJA UNA RESPUESTA