El Ajuntament de Pollença no puede conceder permisos a excursionistas que quieran transitar por el camí de Ternelles, según la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) al respecto.

El TSJIB ha estimado, de esta manera, el recurso impuesto por la familia March, propietaria de la finca de Ternelles, contra la última resolución y se suspende de manera inmediata el paso por el camino. Así, el Ajuntament de Pollença tiene prohibido dar permisos para acceder a la propiedad privada y solo podrán pasar las personas que dispongan de la autorización que se tramita a través e la Fundació Voltor Negre.

DEJA UNA RESPUESTA