Meliá Hotels International convocó ayer a la sociedad calvianera y mallorquina para inaugurar el último hotel renovado del macro proyecto que la compañía ha venido impulsando durante los siete últimos años en Magaluf.

El hotel, que abrió de manera progresiva durante toda esta semana, cuenta con 273 habitaciones y tiene su hito más destacado en la terraza rooftop, que une los dos edificios que componen el hotel, dejando una gran avenida entre ellos que conecta la segunda y tercera líneas de Magaluf con el mar.

Por su parte, Momentum Plaza, formado por los locales del hotel que dan a la nueva plaza abierta a la ciudad y en los que se han ubicado establecimientos de restauración y comercios de alta calidad y firmas nacionales e internacionales, cumple ya dos semanas desde su apertura.

La ambición de Meliá con este nuevo hotel y plaza fue siempre, más allá de crear un hotel innovador y emblemático y establecer nuevos locales de negocio, la de crear un nuevo espacio, un concepto disruptivo de la dinámica de Magaluf y su caótico urbanismo, que ordenase la ciudad y proporcionara a todos, pero especialmente a los residentes, un nuevo centro del pueblo, una plaza que nunca había tenido. Esto es, precisamente, lo que los asistentes a la inauguración pudieron comprobar ayer: una plaza con atractivos locales y una variedad de ofertas gastronómicas locales e internacionales, y un hotel de última generación que envía un mensaje muy claro al mercado sobre lo que el “nuevo Magaluf” aspira a ser.

“Ven a vivir el nuevo Magaluf” era precisamente, el lema de este evento, que contó con la presencia de la Presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol, y del alcalde de Calviá. Ambas instituciones fueron esenciales en la viabilidad del proyecto de regeneración de Magaluf.

En su discurso, Gabriel Escarrer, Vicepresidente Ejecutivo y Consejero Delegado de Meliá, recordó los orígenes de este proyecto, que, partiendo del fuerte vínculo de su familia con este destino, surgió del “sueño” de un reducido grupo de colaboradores, ejecutivos y técnicos de Meliá, a los que tildaron de locos. Pero pronto, indicó que “la locura se convirtió en osadía, la osadía en atrevimiento, el atrevimiento en innovación, y a fecha de hoy, si finalmente rematamos la faena entre todos, nuestro sueño se convertirá en la nueva normalidad para Magaluf”.

La Presidenta del Govern aplaudió la actuación conjunta de Meliá Hotels International y del Ajuntament de Calviá para la transformación de Magaluf, un ejemplo que calificó de “excelencia turística y apuesta de calidad, con un impacto directo positivo en la creación de empleo y el alargamiento de la temporada”.

Por su parte, el alcalde de Calviá, Alfonso Rodríguez Badal, se mostró emocionado por el resultado que supone “la renovación del corazón de Magaluf” y agradeció el esfuerzo inversor realizado por Meliá para la recuperación del destino y “cuidar su cuna”.

UN EVENTO MEMORABLE

Antes de comenzar el evento, los invitados pudieron dar un paseo por la nueva plaza, amenizado por el grupo de swing ‘Monkey Doo Swing Band’, para después acceder a la terraza rooftop, donde pudieron disfrutar de las magníficas vistas del atardecer.

La amenización principal vino de la mano del grupo de natación sincronizada ‘Aquabatix’, que estrenaron las piscinas colgantes del edificio con su actuación. Como colofón del acto institucional, la actuación del grupo de ‘Batucada Sandungueros’ emocionó a los presentes tras cortar las autoridades la cinta inaugural.

DEJA UNA RESPUESTA