Los cinco menores que presenciaron el atropello en 2017 de una alumna de Madre Alberta, que falleció como consecuencia del accidente, comienzan a declarar en el Juzgado de Instrucción número 5 de Palma a partir del próximo lunes 9 de julio. En concreto, los menores declararán a las 10.00 horas del 9, 19 y 23 de julio.

La representación de la familia de la víctima, que ejerce el abogado Daniel Castro, solicitó que declarasen los cinco menores como testigos de los hechos. El Juzgado denegó esta prueba y la acusación particular recurrió esta decisión ante la Audiencia, que le dio la razón al entender que la diligencia puede servir para esclarecer las circunstancias del accidente.

Además, la Audiencia señaló que la prueba debe realizarse con medidas para proteger a los menores.

El siniestro tuvo lugar el 26 de abril de 2017, durante el desarrollo de una actividad de orientación en el marco de la asignatura de Educación Física que había sido autorizada previamente por las familias, según explicó el Colegio.

La actividad, que se desarrollaba anualmente desde hacía tres cursos, estaba guiada por dos profesores para un grupo de 30 alumnos y dos de los cinco grupos de tercero de ESO ya la habían completado.

La alumna fue atropellada por un taxi y sufrió heridas graves en la cabeza. Estuvo varios días ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos de Pediatría del Hospital Universitario de Son Espases en estado crítico hasta que finalmente falleció.

En la instrucción de la causa están investigados los dos profesores y el conductor del taxi.

DEJA UNA RESPUESTA