Agentes de la Policía Nacional y la Policía Local de Palma están trabajando conjuntamente desde junio para evitar y prevenir hurtos y delitos menores en época estival, ya que, según han informado, desde junio ya se han detenido a alrededor de 15 personas por delito de hurtos.

Según señalan en un comunicado conjunto, el dispositivo policial se inició a principios del verano, ya que por motivos turísticos hay un aumento de transeúntes, sobre todo en horario comercial.

La Policía ha destacado también que se han establecido patrullas peatonales de ambos cuerpos por el centro de la ciudad y alrededores y que, incluso, agentes de ‘paisano’ viajan en autobuses de línea.

DEJA UNA RESPUESTA