El Comité de Empresa de la EMT-Palma, ante “la intransigencia y prepotencia” de la Dirección de la Empresa, ha decidido convocar paros parciales para todos los trabajadores los día 30 y 31 de julio, de 08h a 10h y de 18h a 20h en el turno de tarde.

En un comunicado, han explicado que quieren que se aplique el convenio colectivo referente a la aplicación de la jornada semanal de 35 horas, “cuando no haya norma de rango superior al Convenio que lo impida” ya que, tal como han recordado, la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, ya permite la jornada de 35 horas semanales.

Además, critican la imposición por parte de la empresa de unos “horarios de recorrido insuficientes”, no pudiendo descansar los tiempos de descansos marcados legalmente por Ley, lo que hace que no se puedan atender a los usuarios como desearían, que conduzcan en constante estrés.

Asimismo, piden la incorporación a la empresa de los conductores que quedan por hacerlo, de la bolsa de trabajo de la convocatoria de 2016 y critican la negativa de la Empresa a entregar al Comité el organigrama de la empresa y la masa salarial de 2017 oficializada y desglosada.

Por otra parte, también censuran la iniciativa unilateral de la Dirección de la empresa de presentar al Consejo de Administración, unas convocatorias para informáticos sin haberlas tratado con el Comité de Empresa.

Según han informado, el martes, 24 de julio a las 09.30 horas está señalado el correspondiente acto previo de conciliación en el Tribunal de Arbitraje y Mediación de Balears (Tamib).

DEJA UNA RESPUESTA