Los vecinos de Son Llull y Sa Vileta denuncian que hayan eliminado hasta 11 contenedores de la zona y ahora tengan que ir hasta 400 metros más lejos para dejar la basura.

Los residentes del barrio se quejan de que EMAYA “que trabaja para el municipio” en lugar de ofrecer soluciones, “genere un grave problema”. Los vecinos dicen que los nuevos camiones de la empresa de limpieza “no pueden acceder por las calles estrechas”.

Aún así, los vecinos, en signo de protesta, dejan la basura en el mismo sitio en el que había, antes, contenedores.

DEJA UNA RESPUESTA