La Fundación ONCE llegó a los 775 trabajadores en Balears al cierre de 2017, de los cuales 93 fueron contratados sólo el año pasado. En todo el país, alcanzó los 70.000 empleados, con lo que se sitúa como “el cuarto mayor empleador estatal”.

Así lo ha señalado este martes en una rueda de prensa el delegado territorial de la ONCE en Balears, Josep Vilaseca, acompañado por la presidenta del Consejo Territorial, Mari Carmen Soler, y un trabajador de la ONCE con discapacidad, Vicente Arjona, en la que han presentado el Informe de Valor Compartido 2017.

Vilaseca ha detallado que de los 775 trabajadores en Baleares, un total de 580 se dedican a la venta de cupones y productos de juego, mientras que el resto son profesionales que trabajan en el centro de la ONCE como psicólogos o animadores socioculturales, entre otras profesionales. En total, hay unos 12 centros dependientes de ONCE en las Islas.

Además, Soler ha explicado que la Fundación impulsó en 2017 más de 37.000 acciones formativas en el ámbito nacional, de las cuales 456 fueron en Baleares, y que éstas “han permitido formar a todas estas personas para que puedan conseguir un puesto de trabajo en igualdad de condiciones”.

En cuanto a la venta de productos de la ONCE, Vilaseca ha detallado que en el año 2017 respecto a 2016 el incremento de las ventas fue de un 3,9 por ciento a nivel estatal, mientras que en las Islas fue de un 3,03 por ciento, lo cual les permite seguir incrementando su “aportación a los servicios sociales”.

El delegado territorial ha recordado que de cada euro ingresado por cupón vendido, un 52 por ciento se destina a premios, un 35,9 por ciento a salarios y gastos de gestión del juego, y el 10,7 a inversión social específica para personas ciegas o con otra discapacidad. En total, 212,7 millones de euros en 2017.

En Balears, la organización atiende a 1.270 personas con discapacidades, y en 2017 se sumaron 57 nuevos afiliados, para los que se ponen en marcha “programas específicos y personalizados”. Además, se hicieron 990 contratos indefinidos en España, de los que 24 fueron en Balears.

Asimismo, la institución atiende a más de 75.000 estudiantes ciegos, de los que 146 son en Baleares. Asimismo, en Baleares hay una docena de perros guía y se han prestado servicios especializados como rehabilitación, bienestar social, empleo, educación o apoyo psicosocial.

ONCE ha realizado una inversión distribuida entre las autonomías que ha permitido impulsar 1.771 proyectos tramitados a través de 787 asociaciones y organizaciones de la discapacidad, de las que 21 están en Balears.

La Fundación abonó más de 620 becas para estudiantes con discapacidad, una de ellas en Baleares, y ha constatado que un total de 7.500 alumnos ciegos o con deficiencias visuales graves empezaron el curso escolar el año pasado, de los que 146 fueron en las Illes.

DEJA UNA RESPUESTA