El Instituto Balear de la Familia (IBFamilia) ha afirmado este sábado que, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), más de la mitad de los niños de 11 años ya cuenta con su primer dispositivo móvil con acceso a Internet.

Así lo ha señalado en un comunicado, en el que además ha planteado algunas normas de uso seguro y responsable de los dispositivos móviles dentro del marco “contrato de uso de padres e hijos” que ha lanzado el propio IBFamilia.

Entre otra cosas, ha puesto como ejemplo de responsabilidad el tema de la saluda y la seguridad cuando los menores “toman más decisiones por sí mismos” en Internet. En este sentido, ha asegurado, se trataría de ejercer de “padres y tutores legales” y llevar a cabo un contrato o acuerdos de uso para ejercer dicha responsabilidad frente a los hijos.

El IBFamilia ha asegurado que el uso de los dispositivos móviles es una “inmensa responsabilidad” e implica “ser conscientes de las consecuencias de un uso inapropiado, conocer los posibles riesgos y entender la importancia de la identidad digital”.

Así, algunas de las normas que ha considerado imprescindible para llevar a cabo el contrato de uso de padres e hijos tiene que ver con el respeto a la dignidad y privacidad, con los límites del tiempo de uso o normas para la descarga o con la utilización de aplicaciones y redes sociales, entre otras cosas.

Por otra parte, el IBFamilia cree que los padres o tutores deberían acceder a la contraseña del menor, siempre y cuando se respeten los límites de privacidad que tienen derecho los hijos.

DEJA UNA RESPUESTA