Una clínica estética deberá indemnizar con 24.700 euros a un paciente por una infección

15
audiencia balears

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a una clínica estética de Palma y a un cirujano a indemnizar con 24.700 euros a una paciente por una infección que sufrió tras someterse a una mamoplastia.

La intervención tuvo lugar en marzo de 2011 en una de las clínicas de la empresa, que trabaja con franquicias. Dos años más tarde la mujer tuvo una infección en una de las cicatrices y fue intervenida por otro cirujano en el mismo centro.

En lugar de subsanar el problema, la infección se acentuó hasta que la mujer tuvo que someterse a una tercera intervención para retirarle las prótesis.

La paciente demandó a la clínica -tanto a la empresa franquiciadora como a la sociedad que explotaba el centro- afirmando que habían prestado incorrectamente sus servicios y que no había sido convenientemente informada de los riesgos que asumía.

Por ello, reclamaba una indemnización de 29.123 euros para cubrir los perjuicios, el coste del tratamiento, días de incapacidad, secuelas, lucro cesante y coste de la reconstrucción del pecho.

Un Juzgado de Primera Instancia estimó parcialmente la demanda. No apreció irregularidades en la primera intervención, pero sí en la segunda, y declaró que la conducta del médico fue “negligente” y contraria a derecho.

El Juzgado consideró que se debía incluir a la empresa franquiciadora puesto que la mujer acudió a este centro confiando en la experiencia y especialización que le sugería la marca, y porque todos los documentos de la historia clínica se encabezan con el nombre comercial de esta empresa y no con el de la entidad explotadora.

En este procedimiento la Audiencia ha resuelto un recurso de la empresa contra la sentencia anterior, que únicamente ha estimado en lo relativo al pago de las costas, confirmando el resto del fallo favorable a la mujer.

DEJA UNA RESPUESTA