La agrupación ciudadana ‘Vianants en lluita’ han emitido un comunicado en el que explican su descontento respecto a la ampliación del Camí dels Reis que se ha proyectado para permitir más fluidez en el acceso a determinados colegios de Palma, ya que dicen que “es más de lo mismo”.

“El aumentar la capacidad de  las infraestructuras para el coche tiene como consecuencia inmediata que se produzca un efecto llamada, porque al facilitar el uso del coche privado se desechan otras alternativas que puedan encontrarse para esos desplazamientos. Resulta incomprensible que, a estas alturas, los técnicos municipales no conozcan o, peor aún, ignoren conscientemente, la numerosa literatura científica sobre la cuestión” critica la agrupación.

La asociación peatonal considera que este consistorio “no está cumpliendo los compromisos relacionados con el cambio climático que fueron bandera del nuevo alcalde Noguera”, y que parece “haber olvidado muy rápidamente”.

También creen que “no se toman en cuenta cuestiones muy importantes, como favorecer los accesos peatonales a los colegios, primando a quienes llegan a ellos haciendo uso de medios de movilidad sostenible,  como puedan ser el ir a pie o en bicicleta”.

A este respecto, les parece “inadmisible” que los propios policías locales que supervisan  los accesos a los colegios primen a aquellos que lo hacen en vehículo privado motorizado, anteponiendo a los tiempos de paso de los peatones el del tráfico motorizado,  y que la concejala Angélica Pastor les comentase, en una reunión , que, “como madre, no estaba dispuesta a sancionar a quienes aparcan en doble fila para acompañar a sus hijos al colegio”.

La organización opina que “un ayuntamiento valiente debería tomar medidas de gran calado”, y recuerda que “antes de que se construyera la Vía de Cintura existía un servicio de transporte escolar generalizado en toda la ciudad que, de restablecerse, paliaría el caos circulatorio que existe en la actualidad, motivado por la actividad docente”.

También piensa que “tienen que limitarse las velocidades en las proximidades de los centros educativos, y les llama la atención que el triste suceso del atropello mortal de una menor junto al colegio de Madre Alberta, “no hayan sido cuestionados los límites de velocidad existentes en la zona, y por extensión, en las de todos los centros escolares”.

Además, anuncian que su próximo paso será acudir a la defensora de la ciudadanía en demanda de amparo, sin perjuicio de otras medidas, al amparo de la normativa sobre transparencia y sobre el derecho de acceso a la información ambiental.

DEJA UNA RESPUESTA